Cuando necesitamos renovar el estilo de nuestro baño, pero no queremos realizar una obra o no disponemos de un gran presupuesto para ello, una de las alternativas más económicas de las que disponemos es la de pintar los azulejos de nuestro baño, ya que se trata de un proceso de poca complejidad que nos permitirá transformar el aspecto de nuestro baño por completo.

Por ello, si estás interesado en conocer todos los pasos que debes seguir para que tu baño luzca un aspecto moderno y renovado, pero sin necesidad de comenzar un largo y farragoso proceso de obras, te recomendamos que sigas leyendo este post para aprender a pintar los azulejos de un baño pequeño.

Paso 1: Prepara la zona de trabajo

Antes de comenzar a pintar el baño es importante que preparemos esta zona. Por ello, debemos despejar el baño y guardar nuestros utensilios de aseo e higiene en un lugar seguro para que no se manchen de pintura. Asimismo, también debemos proteger aquellos elementos que no podemos retirar. Por ello debemos no solo cubrir interruptores, enchufes o toalleros con cinta de carrocero, sino también el suelo utilizando cartones o una lona de plástico ya que, de esta manera, evitaremos que estos elementos se llenen de pintura.

Una vez hayamos retirado y protegido los elementos de nuestro baño, llega el momento de preparar los azulejos. Para ello, utilizaremos nuestro limpiador de azulejos habitual eliminar los posibles restos de polvo, suciedad o cal que pudiesen presentar. Tras realizar este paso deberemos esperar a que se sequen y, a continuación, desengrasaremos la superficie de los azulejos aplicándoles acetona con un trapo limpio.

Paso 2: Aplica la capa de imprimación

Para que se adhiera bien la pintura al azulejo resulta necesario aplicar una capa de imprimación. Para ello, deberemos batir la mezcla con la brocha hasta que esta adquiera un aspecto homogéneo. Posteriormente la verteremos sobre nuestra cubeta y utilizaremos la brocha para aplicar la imprimación sobre los bordes y las juntas de los azulejos. A continuación, emplearemos un rodillo pequeño para aplicar esta mezcla sobre toda la superficie de los azulejos. Para ello, deberemos recargar con frecuencia nuestro rodillo y alternar la dirección en la que pintamos.

Tras aplicar varias capas de imprimación a través de las cuales habremos recubierto por completo todas las zonas de cada uno de los azulejos, esperaremos a que se sequen.

Paso 3: Empieza a pintar

Una vez se haya secado la imprimación podemos comenzar a pintar los azulejos de nuestro baño. Para ello, deberemos preparar la pintura agitándola y removiéndola en el bote para, posteriormente, verterla sobre una bandeja para pintar.

Una vez vertida, utilizaremos una brocha para pintar los bordes y juntas de los azulejos, al igual que hicimos durante el proceso de imprimación. Tras ello, utilizaremos un rodillo, el cual empaparemos en pintura para posteriormente aplicarla sobre los azulejos, realizando pasadas tanto en vertical como en horizontal.

Una vez que hayamos pintado todos los azulejos los dejamos secar y, tras ello, retiraremos la cinta de carrocero con la que recubrimos interruptores y enchufes al inicio del proceso y ya estaría nuestro baño listo.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad para conocer cómo se pintan los azulejos de los baños pequeños. No obstante, si este trabajo te parece demasiado complejo o quieres asegurarte de que los azulejos de tu baño luzcan un acabado cuidado y profesional, te recomendamos que contactes con el equipo de trama interiores, los cuales son especialistas en el diseño y realización de todo tipo de trabajos de carpintería.

En Carpintería Trama Interiores somos expertos en muebles de baño a medida.

Entradas relacionadas: